Feed on
Posts
Comentarios

Algunos inventos de la prehistoria

Cuando era ni√Īa, mi padre sol√≠a salir a cazar para alimentarnos; en verano usaba una pielcita de animal que le cubr√≠a la zona de la cadera y en invierno una piel mucho m√°s gruesa y pesada que le proteg√≠a todo el cuerpo hasta la cabeza. Yo era la encargada de dibujar en las paredes de la cueva los sucesos y acontecimientos que ocurr√≠an porque me encantaba enchastrar las paredes moj√°ndolas en una planta que descubr√≠ que me dejaba las manos y la planta de los pies de colores (en mayor√≠a ocres) que se quedaban en las paredes de la cueva y enojaban a los mayores hasta que se le encontr√≥ una utilidad: dejar legado para la posteridad.

Mi padre sal√≠a a cazar tiranosaurios, velociraptors, y dem√°s… Luego, en unas vasijas de arcilla (que a√ļn no s√© de d√≥nde las sacamos) coc√≠amos la carne al fuego que hac√≠an los mayores con ramitas y frotando piedras. Eso lo descubri√≥ por casualidad uno de la tribu y hubo que pagarle los derechos de copyright por su invento. Lo mismo pas√≥ con la rueda, pero al momento que te cuento a√ļn no se hab√≠a inventado.

Como mido m√°s de la media normal de las mujeres de la tribu, la piel de zorro me quedaba chica, entonces usaba la de oso (u otros animales de m√°s tama√Īo) que era para hombres, me dec√≠an lesbiana y otras cosas similares (que, con los a√Īos, me dejaron de importar), aunque me hac√≠a gorda. Ten√≠amos un espejo que de casualidad encontr√≥ uno de la tribu que prendi√≥ fuego sobre un mont√≥n de arena y exclam√≥: ¬°¬°¬°Natr√≥n de Zinc a alta temperatura, esto se puede usar bien pulido para mirarnos a ver c√≥mo somos!!! Y por eso, por ser buena puliendo cosas, ten√≠a uno propio en la cueva y cuidadito con romperlo, podr√≠a pasar siete a√Īos tirando flechas envenenadas hasta acertar. ¬°Con el trabajo que me hab√≠a dado pulirlo!

El salir a cazar era un trabajo de riesgo. Te pod√≠a pisar un dinosaurio, llevar en garras un pterod√°ctilo o cagar un mamut; eso √ļltimo le pas√≥ a mi padre y como el r√≠o m√°s cercano quedaba a 300.000 km, el hedor a mierda y lo peligroso del gas metano fue de terror, dej√≥ su huella en el aire hasta que lleg√≥ al agua y a los meses regres√≥. Con el tiempo caz√≥ ese mamut y tuvimos comida por mucho tiempo tanto nosotros como los dem√°s de la tribu; me hizo un tobog√°n de marfil con los cuernos que pusimos en en centro de la aldea para jugar con los dem√°s ni√Īos y con toda esa piel, adem√°s de vestirnos, inventamos la alfombra y la cortina. √Čramos la envidia de los dem√°s habitantes de las cuevas de la zona que ven√≠an a mirar lo que hab√≠a en la entrada de la cueva: la alfombrita que, bien usada para limpiarse los pies, manten√≠a el aseo interior y la cortina que no s√≥lo daba intimidad, y manten√≠a un clima dentro, sino que, adem√°s, espantaba las moscas y mosquitos de entonces que hab√≠a que ver lo enorme y peligrosas que eran. De hecho, una plaga de mosquitos hab√≠a desangrado a toda la tribu del otro lado de la monta√Īa.

El tama√Īo de los animales de entonces, permit√≠a una gran cantidad de carne durante largos periodos de tiempo, pero al no haber manera de conservarla, dado que a√ļn no hab√≠a llegado el invierno, la monta√Īa nevada m√°s cercana estaba a mucha distancia y el mar m√°s lejos a√ļn, entonces no ten√≠amos sal para salar la carne secada al sol y as√≠ conservarla; era tal el hedor y las moscas en donde quedaba esa carne en estado de putrefacci√≥n en alto verano que mi madre se plant√≥ y dijo: quiero un freezer pero ya. Y as√≠ fue como se invent√≥ el primer freezer. No era como ahora…

Como siempre he sido de muy buen comer, una vez uno de la tribu consideró la posibilidad de comer ranas que si bien eran mucho más grandes que las de ahora, seguían teniendo escasa carne para alimentar; fue así que se inventó la primer piscina para ranas que alimentasen a una mujer de mi apetito, lamentablemente la rana de aquella época, en un banquete, se extinguió.

Mi primer novio era muy malo para pegar con garrote, era la burla de la sociedad por preferir una buena conversaci√≥n y otro tipo de flirteo a lo que se acostumbraba. Le dec√≠an gay y otras burlas por el estilo. As√≠ que nunca me pude acostumbrar al garrotazo, a√ļn sin menospreciar a todo el resto de las mujeres de entonces que no conoc√≠an otra manera de ser seducidas.

En aquella √©poca de mi ni√Īez, all√° lejos y hace tiempo, a uno de los de la tribu lo trataban muy mal; pasa que Darwin no lo hab√≠a visto y entonces era a√ļn un nanderthal cruza con australopitecus, nunca homoerectus. Pero sin embargo, por su capacidad de trepar y subirse a cosas con los pies, nos tra√≠a d√°tiles, pl√°tanos (banana) y otros frutos de altura que nosotros no pod√≠amos alcanzar, tambi√©n hac√≠a arreglos en tejado y fue quien me instal√≥ wifi en la cueva. Fue entonces cuando vio que, a lo lejos, se ven√≠a una palabrera a contar √©sto; y tuvo la delicadeza de ponernos sobre aviso que este texto iba a ser escrito cuando a ella le pareciera y, por supuesto, que antes seguramente le hab√≠a contado a alguien m√°s en un momento de esos locos que le agarran por consumo de alimentos.

(De: Vacaciones Inventadas)

Recuerdo de mis vacaciones en la prehistoria.

Recuerdo de mis vacaciones en la prehistoria.

Les invito y participo con mucho cari√Īo:

Se realizar√° el pr√≥ximo Lunes 11 de junio, a las 7:00 PM la √ļltima presentaci√≥n de Cuadrivium n¬ļ 7 dedicada a “La literatura argentina ayer y hoy” donde, como ya saben, han incluido cuentos de mi autor√≠a junto a personalidades como Andr√©s Neuman, Francisco “Paco” de la Rosa, Carlos J. Aldaz√°bal, Lydia Alfonso, Valent√≠n Amaro, Diego Azurdia, Mar√≠a Montserrat Bertr√°n, Carlos Norberto Carbone, Rosana Campra, Dinorah Cort√©s, Eduardo Dalter, Mari√°ngeles Fern√°ndez, M√≥nica Volonteri, Daniel Scarfo, Carmen Boullosa, Carlos Fonseca; entre otros…

El evento se realizará en el Centro de Arte Moderno sito en Madrid y estaré encantada con la presencia de todos aquellos que puedan acercase.

GRACIAS!

*La revista Cuadrivium del Departamento de Espa√Īol de la UPR en Humacao.

En el a√Īo 13095, cuando Ouch won CofCof lleg√≥ a Tarquenia de camino a nuestra Galaxia, se top√≥ por casualidad con una estrella habitada que desconoc√≠amos hasta ese momento (04:00:12:32:15 fecha/hora universal de la V√≠a L√°ctea)

Afortunadamente llevaba en el vehículo las personas adecuadas para este tipo de proezas; algo que permitió, en poco tiempo y de manera pacífica, civilizar a los habitantes de ese nuevo mundo quienes carecían de viviendas, transporte, sistemas adecuados para alimentación y comunicación.

Entrevistados a√Īos m√°s tarde para escribir su historia, los tarquenianos comentaban con felicidad que el paso de Ouch won CofCof hab√≠a sido de suma importancia para su civilizaci√≥n, principalmente porque el s√≥lo teletransportarse y telecomunicarse, durante tantos milenios, le hab√≠a quitado el sabor del poco a poco a los j√≥venes de entonces… Entre otras cosas por el estilo, agregaron.

(Crónicas de Ouch won CofCof, escritas en Gliese581)

Older Posts »